Video Marketing

Los números

Gallery Thumb I

100 millones de internautas consumen vídeo a diario. 9 de cada 10 ven los vídeos de las marcas que siguen y el 65% de ellos acaba visitando la web tras hacerlo. Casi la mitad de los usuarios de Internet de entre 25-54 años comparten vídeos online que ocupan ya el 50% de todo el tráfico móvil. En 2018 supondrá el 84% de todo el tráfico en Internet.


Son fáciles de consumir

Gallery Thumb II

Consumir vídeo no requiere ningún tipo de esfuerzo por parte del usuario (que reconozcámoslo, es algo vago por naturaleza). Sólo pulsar play y mirar. El contenido audiovisual es infinitamente más entretenido que leer un texto y atrae la atención del usuario por mucho más tiempo.


Son compartibles

Gallery Thumb III

Los vídeos son más susceptibles de ser compartidos que cualquier otro contenido. Lo que importa es conocer a tu audiencia lo suficiente como para darle exactamente lo que quiere. Y serán ellos los que decidan si lo comparten y cuánto. Pero para empezar a trabajar, ten en cuenta un dato: el 90% de los vídeos que se comparten contienen historias que apelan a las emociones (ya sean positivas o negativas).

Gallery Thumb IV

Aumentan los ratios de conversión

El 90% de los compradores online afirman que el vídeo les ayuda en la decisión de compra y el 85% está dispuesto a comprar en páginas donde hay vídeos porque el contenido audiovisual hace más atractivo el producto y les ayuda a entenderlo. En una estrategia de Email Marketing la inclusión de vídeo es casi magia: aumenta la tasa de apertura en un 5,6%, el CTR en más de un 96% (según Implix), y disminuye las bajas en un 75% (según Forrester Marketing). En el caso de las landing pages, las conversiones incrementan un 80% cuando incluyen vídeos.

Contribuyen al SEO

Gallery Thumb V

Como los vídeos captan la atención -aumentando el tiempo de permanencia en nuestra página- y se comparten, benefician al posicionamiento natural. En concreto, tienen 50 veces más posibilidades de aparecer en la primera página de Google que cualquier otro contenido (según Forrester Research). Un usuario puede pasar 5 minutos consumiendo vídeos en el site de una marca desde su tablet (es el dispositivo donde más se consumen) y tres minutos en smartphone.

Comienzan a competir con la televisión

Gallery Thumb VI

Seguro que has notado que tú mismo -o mucha gente que conoces- ve cada vez menos la televisión para consumir series y contenido online. Pues esta percepción ya tiene cifras. El 42% de los usuarios de vídeo online admite que ve menos la televisión que antes. Además, el prime time de ambos contenidos audiovisuales coinciden -de 14:30 a 15:30 horas y de 22:00 a 23:00 horas-, lo que augura que esta tendencia se acabará convirtiendo en una competencia real.

No tienen por qué ser caros

Gallery Thumb VII

Cuando hablamos de Vídeo Marketing, no nos referimos necesariamente a grandes producciones audiovisuales. Hacer Vídeo Marketing no es colgar el spot de televisión en Youtube o hacer display con él. Las piezas audiovisuales deben estar pensadas específicamente para digital, sin dejar lo importante que es una producción profesional.

Los usuarios y las plataformas sociales ya se han subido al carro

Gallery Thumb VI

Lo usuarios ya están consumiendo vídeo (te subas tú al carro o no). Y las plataformas sociales lo saben y actúan en consecuencia. Tras comprar Vine, a finales de enero, Twitter abrió la posibilidad de grabar, editar y compartir vídeos de 30 segundos desde su app.

Snapchat, por ejemplo, está cosechando un gran éxito (cuenta ya con 27 millones de usuarios) gracias, en buena parte, a su funcionalidad de vídeos que se autodestruyen unos segundos después de haber sido vistos. Permite incluso retransmitir en directo dentro de un chat. Facebook, consciente también de la importancia del vídeo online, ha comprado la startup QuickFire Networks, que comprime vídeos para reducir el consumo de datos de sus usuarios.

El vídeo online – y en consecuencia utilizarlo para nuestras estrategias de marketing- es una revolución en marcha que en 2018, según las previsiones, supondrá el 84% del tráfico en Internet. Una revolución que te conecta con tu público, hablando el mismo idioma que ellos, creando el contenido que les interesa y en el formato que les gusta. ¿Te unes?